Soy Emprendedor

Si estás pensando emprender un nuevo negocio a raíz de esa gran idea que ha estado rondando por tu mente, es necesario que consideres algunos de los tips que tenemos para ti. Ten en cuenta que son consejos viables que te ayudarán a tener mayor claridad a la hora de poner en marcha eso que estás pensando. Los hemos puesto en el siguiente orden, ya que creemos que además de tips pueden ser pasos a seguir en el proceso del emprendimiento. Algunos se van realizando a la par o un paso a la vez. Lo más importante es que sin duda te servirán para estructurar de manera favorable tu idea.

1. Identifica un nicho de mercado
Las ideas nacen casi siempre después de observar una necesidad o un hueco en el mercado que tú como emprendedor deseas cumplir. Identifica claramente qué es lo que tienes qué ofrecerle a este público para solucionar o mejorar eso que has visto. Si tienes un diferenciador seguramente empezarás por buen camino.

2. Delimita tu público meta
Aunque todo puede ser para casi todos, es necesario que delimites el público al que quieres dirigir tus productos o servicios, pues eso hará que tengas claridad en lo que tu negocio ofrecerá. Es decir, tendrás que conocer sus gustos, preferencias, necesidades, etcétera, para que logres llegar a ellos con el mensaje indicado. Eso los convertirá sin duda en tus clientes.

3. Comienza con poco; después irás creciendo
Dicen por ahí que “el que mucho abarca poco aprieta”. En el campo del emprendimiento sucede algo parecido. Sobre todo cuando se está comenzando con una idea o negocio, es necesario avanzar a pasos pequeños pero firmes, los cuales traerán mejores resultados que desear correr en poco tiempo. Todo lo bueno requiere esfuerzo y dedicación, y no se da de la noche a la mañana. Comienza con poco; si tienes éxito, si trabajas constantemente y satisfaces las necesidades o gustos de un cierto mercado, es un hecho que crecerás. Incluso tu misma empresa lo pedirá a gritos.

4. Plantea objetivos a corto, mediano y largo plazo
Similar a lo anterior, plantea objetivos a corto, mediano y largo plazo. Los objetivos a corto plazo serán quienes te marcarán la pauta para seguir por el mismo camino o cambiarlo. Los de mediano te hablarán de una cierta estabilidad en tu negocio. Los de largo plazo son casi siempre tus metas soñadas, tus ideales que en ocasiones parecerán imposibles de alcanzar. Lo importante es que planifiques cada cierto tiempo y te replantees tus objetivos; ellos serán tu mapa a seguir.

5. Realiza un plan de negocios
Un plan de negocios bien establecido guiará tu empresa. Se trata de poner por escrito todo el ADN de tu negocio, que servirá como “instructivo” para lograr el éxito. En él tienes que considerar tiempos, administrar recursos económicos y humanos, clarificar objetivos, conocer tus debilidades y fortalezas, establecer alianzas, etcétera.

6. Registra tu marca
Desde el principio debes poner cuidado en este punto. Existe una gran cantidad de negocios que lograron el éxito en poco tiempo pero jamás se registraron. Esto es imperdonable, pues a partir de ello puede desatarse una ola de problemas legales y de derechos que seguramente no querrás vivir. Por eso, desde el momento en que tengas claridad y desees comenzar con tu empresa, será necesario que la registres ante las instancias correspondientes.

7. Elije un buen equipo de trabajo
Este es uno de los consejos más importantes. Si bien es cierto que muchas veces los emprendedores trabajan en solitario para dar forma a sus ideas, al intentar ponerlas en marcha necesitarán un equipo de trabajo. Por ello, debes conocer a la gente que trabajará por tu mismo sueño, pues ellos y tú serán quien logren llevar al éxito o fracaso la idea. Así que mientras mejor lo conformes, mejores resultados obtendrás.

8. Considera los recursos online que tengas a la mano
Esta es una excelente opción si estás emprendiendo con pocos recursos. Las herramientas online son esenciales hoy en día, ya que en el mundo del internet se encuentra todo lo que mueve al mundo. Por ello, considera estar presente en estos espacios, porque aunque cuentes con pocos o muchos recursos, sobre todo económicos, es el lugar en el que la gente se encuentra presente las 24 horas del día.

9. Estudia y prepárate
Nunca dejes de estudiar ni olvides prepararte. Es importante que te reconozcas como aprendiz de tu negocio; esto permitirá que siempre desees estar mejorando en beneficio tuyo, de tu empresa y de tus clientes.

10. Busca y crea oportunidades
Toma las oportunidades que se te presenten y busca nuevas. No siempre tendrás la suerte de estar en el momento y lugar justos para agarrar una oportunidad. También debes estar buscando tú mismo en los sitios donde creas que las encontrarás.

11. Adáptate a los cambios
Todo cambia, incluidos el mercado, los clientes, las necesidades y tú mismo. Te recomendamos ser flexible a los cambios para que los tomes de la mejor manera posible; así, podrás convertir las desventajas en oportunidades para hacer crecer tu negocio.

12. Sé constante
Este es uno de los consejos más importantes. La constancia es aquello que nos hace estar ahí aunque no obtengamos de inmediato lo que queremos, pero que sabemos que con el hecho de seguir y seguir nos puede dar los frutos deseados o mejores. Nunca abandones tu sueño ni dejes de luchar por tu idea. Si no es de una forma entonces intenta de otra pero sigue. Recuerda que la constancia del agua perfora las rocas.