El Networking

El Networking es la herramienta perfecta para los emprendedores, ya que es bastante funcional para rodearse de personas que pueden representar un interés para la empresa. Es ideal para iniciar  un negocio, pues se puede encontrar a la gente adecuada para conformar el equipo de trabajo, además de inversores que pueden apoyar la idea de negocio que se plantea. Con ella, también es posible ubicar a proveedores, compradores, etcétera. Básicamente, el Networking hace aumentar la red de contactos profesionales para beneficiar a la empresa.

Por otro lado, es necesario entender al Networking como un dar y recibir, ya que no sólo se trata de obtener algo de las personas, sino también de compartir un poco de lo que cada uno conoce.

Encuentra a las mejores empresas de Networking 

Existen dos tipos de Networking:

  • Físico. De manera presencial, es decir, frente a frente, y se lleva a cabo en algún lugar específico.
  • A través de las nuevas tecnologías por medio de foros o comunidades virtuales; también puede ser por teléfono, correos electrónicos, aplicaciones e, incluso, redes sociales.

Además, podemos encontrar diferentes tipos de eventos de Networking a los que es posible asistir:

  • Eventos específicos de la industria. Son eventos concretos en donde muchas veces se cuenta con un invitado especial.
  • Mesas redondas. Es para una industria determinada y para el intercambio de ideas.
  • Desayunos de trabajo. Son menos específicos para la industria y son más cerrados; usualmente se llevan a cabo antes de la jornada laboral.
  • After-hours events. Son eventos más relajados. Pueden incluir bebidas para hacer más ameno el ambiente, poder acercarse a desconocidos y crear nuevos vínculos.

 

Hay ciertas características con las que un Networking debe contar para participar en las dinámicas mencionadas, las cuales consisten en:

– Ser empático para poder tener una mejor comunicación con el interlocutor; de este modo, habrá un buen intercambio de información.

– Ser metódico y, si se genera un interés, procurar seguir en contacto utilizando las redes sociales profesionales.

– Tener profesionalidad para no ser menospreciado, además de generosidad y simpatía para que lograr una buena relación. Es importante que se muestre el lenguaje corporal.

– Tomar en consideración la presencia personal para causar una buena impresión.

– Actitud proactiva; dar el primer paso si no existe nadie que se acerque.

– Saber negociar sin parecer persuasivo o interesado.

Las anteriores son características muy importantes, pues serán la carta de presentación y el boleto para asegurar el siguiente paso y así alcanzar el objetivo planteado. Finalmente, no debemos olvidar que se trata de convivir con personas que realizan actividades similares a las nuestras y que comparten un objetivo en común.

De esta manera comprendemos que el Networking, además de nutrir a las empresas, también se puede aprovechar de forma personal para encontrar trabajo, pues la red de contactos resulta de gran ayuda; mientras más grande sea, mayor será la oportunidad.

Es recomendable que al finalizar el Networking se cree una estrategia para fortalecer la relación con las personas que se conocieron. Para esto se puede crear un archivo con su información, sus perfiles y algún comentario sobre la conversación que tuvieron, esto con la finalidad de recordar e identificar más fácil al contacto. Y después de eso se puede marcar un ritmo de comunicación, seguir en redes sociales y así reforzar el vínculo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Registrar una cuenta nueva
Regístrate a la comunidad de emprendedores
Restablecer la contraseña